Cerros orientales

Sé que sabes que están ahí, lo sé porque son tan imponentes que es imposible no saber que están ahí.
Pero sabes que significa que estén ahí?, la importancia de su existencia?, lo determinantes que han sido en el desarrollo de nuestra ciudad?, en lo fundamentales que son para nuestro presente y futuro?
Hoy, tuve la oportunidad de acompañar a mi sobrina @paularoiid y sus compañeros de @zenit.co, en una caminata por el Camino Real Bogotá – Villavicencio, en el proceso de realización de su proyecto de visibilizar esta parte fundamental de la geografía y del desarrollo cultural de nuestra ciudad.
Me preguntaron que cuál creía yo que era la percepción de los bogotanos en relación a estos cerros……
…. después de un rato me ví reconociendo que posiblemente yo mismo no los contemplaba mas allá del decorado de nuestra ciudad, de esa referencia que nos permite ubicarnos espacialmente y poder saber instantáneamente donde está el norte, donde el sur, el oriente y el occidente.
Y me dí cuenta también, que yo en particular siempre me he sentido muy orgulloso de ellos, de su imponencia, de la identidad de nuestra ciudad. Pero también me dí cuenta, que era tan solo una relación banal, simplista…. como esa relación que puedes tener con algún objeto que tienes en tu mesita de noche, que posiblemente no recuerdas cuando ni como llegó; sigue ahí, pero ya casi ni lo determinas y posiblemente solo volverás a ser consciente de el si un día llega a faltar.
Creo que eso son los cerros orientales para los bogotanos, parte de nuestro decorado, parte de las montañas que colocamos año a año en nuestros pesebres. Pero no tenemos una verdadera relación con esos cerros, con esas imponentes y únicas montañas, de hecho, las conoces?, sabes como se llaman? (y no es cerros orientales), sabes que rutas e historias albergan?, tan siquiera te has preguntado que hay del otro lado?. La verdad es que creo que en la mayoría de las casi 9 millones de respuestas, oiríamos un seco y cortante NO.
Posiblemente, como te suele pasar con algunas de las personas mas importantes en tú vida, simplemente las das por ciertas, y en ese proceso no las cuidas, no te preocupas por sus necesidades, por cuidarlas, y real y profundamente conocerlas.
Y en donde está la causa?, como en la mayoría de los casos en la falta de conexión contigo mismo, con lo que es importante y no simplemente urgente.
Conéctate con lo importante, en este caso, con tu contexto, aunque no lo creas, te determina, es y ha sido fundamental en la constitución de lo que hoy eres. De hecho sin tu territorio no eres; o te imaginas bogotano sin esa cadena montañosa que te acompaña a lo largo de toda la ciudad?
Estoy pensando que tal vez sin CONOCER tu territorio no has terminado de conocerte.
Así que, conócete, conoce tus cerros orientales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *