Deja Huella

Estás terminando el cole y no sabes que vas a estudiar?
Acá te dejo algunas reflexiones que he construido a través del tiempo.

No son verdades inamovibles, simplemente son mi manera particular de vivir la vida, son mi realidad.   Una realidad en la que fuí descubriendo que ser auténtico, queriendo en cada etapa aprender lo que en ese momento consideraba fundamental, sin responder a lo que los demás pensaran o creyeran que debía hacer, o a lo que la sociedad parecía exigir de mí, era lo ideal.

Me permitió encontrar la felicidad dentro de mí, ajeno a todo lo exterior, disfrutando de los retos que el día a día me iba trayendo, fortaleciendo la idea que si bien es importante plantearnos ideales, tener sueños, lo único que en realidad tenemos es el presente, es el hoy. 

Pero entre más encontraba la felicidad dentro de mí, iba entendiendo que ese encuentro me hacía cada vez más responsable del otro.  Primero, pensé que ese otro era el mundo entero, y me ahogué en el intento, hasta que entendí que ese otro es el que tengo a mi lado día a día, mi familia.

Entendí entonces, que el mundo que tenemos que afectar es el entorno más cercano, luego el siguiente y el siguiente, y que a manera de las ondas producidas por la piedra que cae en el agua, el eco de nuestros actos irán poco a poco cambiando el mundo.

Estás cursando los últimos años de secundaria y eso trae consigo una montaña de emociones cruzadas.  Se culmina una etapa en la que, en términos generales no has tenido que tomar grandes decisiones, por lo menos no, en lo que a decisiones de fondo se refiere.  Que harás al día siguiente, la semana siguiente o el año siguiente, no solo no eran cuestiones que estaban en tu poder, sino que en realidad muy posiblemente ni siquiera te lo preguntabas.

Esos días están terminando.

Los que están por venir te traerán mayores libertades y muchas decisiones que tomar, y eso es emocionante, pero también mayores responsabilidades.

Vive una vida auténtica.  Construye paso a paso, día a día, tu propia y única realidad, consciente de que eres parte de.  Parte de una familia, parte de una comunidad, parte de una sociedad, parte de un mundo.

Eres un factor que afecta todos esos entornos, y lo vas hacer de manera negativa o positiva, cuál prefieres?

No estudies para un trabajo, estudia para aprender.  No permitas que lo que estudies te determine, imprímele tu personalidad a lo que estudies.  Haz la diferencia en cada cosa que hagas, no tienes que ser el mejor, tienes que ser tú.

Con esa ruta, irás haciendo de tu vida una huella que dejarás plasmada en todas las personas que pasen por tu vida,  y  eso, te lo aseguro, es el mayor tesoro que irás acumulando día a día.

Tu huella es única, te identifica.

Vive intensamente, disfruta las pequeñas cosas y marca la diferencia ….

                     …… deja tu huella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *