Excusas

No se si haya algo que se nos interponga tanto para conseguir las cosas que queremos o que creemos querer, como las excusas.
Y la verdad es que creo que la mayoría de las veces no somos conscientes de cuanto las usamos.
Yo las uso, sé que las uso, sé que las he usado.
Pero también sé y creo que lo importante, es que ahora soy consciente que las he usado, que las uso y que posiblemente las seguiré usando……
…. y porqué es importante?, porque como en todos los aspectos de nuestra vida en los que podemos y tenemos que mejorar, el primero y mas importante de los pasos, es reconocernos, es aceptar que lo hacemos….
….. acaso no conocen a alguien que permanentemente esté buscando excusas?
….. acaso y mirando un poco en retrospectiva no se reconocen ustedes mismos buscando excusas incluso para cosas insignificantes o sin importancia?
Yo creo que sí, yo creo que todos en algún grado.
El tema es que las excusas, mas allá de evitarnos algún castigo o el tener que cumplir con alguna obligación, o disculparnos por no haberla cumplido, lo que realmente están haciendo es impidiéndonos conseguir las cosas, materiales o inmateriales que nos hemos propuesto.
Si buscas una excusa, ten la seguridad que la encontrarás, y cada vez mas estarás endilgándole a todo lo externo la culpa y responsabilidad de todos tus problemas, de todas tus limitantes. Será la política, la religión, el dinero, la familia, los hermanos, la pareja, los hijos, el clima…… la ….., el…. , los ……….. y los puntos suspensivos no acabarán.
Y tú cuando?
No más a las excusas, hazte cargo, hazte responsable de tu realidad, de tu vida, de tus situaciones. No busques mas excusas, busca las soluciones, esas, también aparecerán.
Sé que escribirlo y leerlo es demasiado fácil. Sé que lograrlo no lo es tanto. Lo sé y por eso al principio escribí que sé que las seguiré usando.
Pero sé que de eso se trata la vida, o mejor para mí de eso se trata la vida, y justo a eso es a lo que los invito. A que se miren, que se reconozcan y hagan de su vida un laboratorio de experiencias de vida.
Es una lucha diaria, luchando contra los aspectos que no nos gustan de nosotros mismos. En muchas batallas saldremos derrotados…… no te cuento cuantas he perdido yo. Pero creo que poco a poco he ido ganando algunas, y que bien se siente ganarlas.
Dejar de excusarte no pasará de la noche a la mañana, pero si te lo propones y lo haces parte de un compromiso vital, seguro lo lograrás.
Por eso, hazte cargo, hazte responsable…..
….. tu vida es tuya, y solo tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *